Logra el Éxito Profesional: una Clave que no has Considerado

Por ilse_marel | Desarrollo Profesional

Logra el éxito profesional y toma las mejores decisiones para alcanzar tus objetivos. Hay una habilidad que nadie toma en cuenta y que debes utilizar.
Cómo Lograr el Éxito Profesional – Una Clave que no Has Considerado

Existen varias estrategias para lograr el éxito profesional, pero hay una pieza clave que nadie menciona.

Puedes trabajar y esforzarte, pero si no estás logrando lo que es importante para ti, tu trabajo es en vano.

El éxito profesional, dinero, prestigio y reconocimiento sólo llegan cuando  tu trabajo es un fiel reflejo de ti. 

Esto no pasa si dudas de lo que estás haciendo. No pasa si todavía tienes miedo de seguir tus sueños. No pasa cuando ignoras a tu intuición y te dejas llevar únicamente por la razón. 

La Pieza Clave Para Lograr el Éxito Profesional

Imagina que es de noche y estás caminando por un pueblo apartado de la civilización donde no hay alumbrado público. Quieres regresar a casa y para encontrar tu camino, te apoyas en una linterna.

La intuición es como esa luz. Es una potente lámpara que te guía y te dice cual es la dirección que debes dar a tu vida. Escucharla da miedo, porque las sugerencias que ofrece tienden a ser irracionales.

No hay un dato concreto que las respalde, pero eso no significa que las debes descartar. 

Según la Universidad de Leeds, la intuición es el resultado de la manera en que tu cerebro procesa y organiza información que tiene almacenada en el subconsciente. Surge de todas las experiencias y toda la información que has recopilado a lo largo de tu vida. Es un fenómeno psicológico real

Al seguirla, honras tu propia sabiduría. Por eso, el día de hoy te invito a que confíes en la linterna. No descartes su guía sin antes escuchar lo que está diciendo. 

Cómo descubrir tu camino y lograr el éxito profesional

Haz caso a esa voz incómoda que te incita a cambiar de carrera. Escucha al sentimiento de querer un mejor trabajo. Sigue tu impulso por renunciar, tomar la maleta e irte a viajar. Rescata esa idea loca que siempre has tenido de iniciar tu propio negocio.  

Esto no significa que debes saltar al abismo sin un paracaídas. Permite que la intuición sea tu guía y aprovecha tu mente racional para afinar los detalles prácticos. 

Comienza con experimentos sencillos: 

  • Si la intuición dice que tu verdadera vocación son las artes, y te estás enmoheciendo en tu trabajo de abogada, inscríbete a un curso de pintura para ver qué pasa. 
  • Compra un vuelo sin retorno a la India, pero todavía no renuncies a tu empleo. Aguanta seis meses más, mientras ahorras y planeas los detalles de tu viaje. 
  • Levántate una hora más temprano y úsala para iniciar tu negocio. Así, sabrás si tienes madera de emprendedora. 

Cada acción que tomes te dará seguridad. Te mostrará que realmente puedes confiar en esa voz «irracional». Al hacerlo, te volverás más completa, más plena y más tú. El éxito profesional será una consecuencia natural. 

Esto no es sólo teoría que leí en algún lado. Yo misma lo he comprobado.

Atrévete a ser Irracional

Cuando terminé la prepa no sabía qué estudiar. Mi primera idea fue inscribirme a la carrera de ingeniería en sistemas. Desde el principio, sentí que no era para mí. Constantemente fantaseaba con darme de baja pero no tenía un mejor plan. Aguanté tres semestres hasta que no pude más. 

Al darme de baja, tuve tiempo para pensar. Visité varias universidades y busqué nuevas opciones profesionales. Finalmente encontré la licenciatura en Diseño Textil. 

Desde niña, me gustaba confeccionar prendas y hacer manualidades. También pasaba horas mirando revistas de moda. Al estudiar diseño textil, aprendería cómo transformar mis hobbys en una profesión. Finalmente había encontrado la carrera ¡Perfecta para mí! 

Aunque la historia no termina ahí. Después de graduarme conseguí varios puestos como diseñadora, hasta que me cansé de ser empleada y comencé mi propio negocio.

No tenía dinero ni sabía nada de emprendimiento. Si lo hice, fue porque mi intuición gritaba!!!! Decía que si no lo hacía, pasaría el resto de mis días encerrada en una oficina y eso significaba la peor tortura para mí. 

Durante dos años me salté comidas familiares, idas al cine y tardes de café con amigas por estar trabajando en mi nuevo negocio. En ese lapso, también empecé a meditar. Sólo porque me dio curiosidad. Aprendí sobre el budismo y la vida desapegada. Adopté un estilo de vida minimalista y con ella, el diseño perdió sentido.

Un día decidí que ya no iba a diseñar. Era un disparate total. 

Estudié una carrera. Pasé años ganando experiencia como diseñadora. Finalmente, había logrado que mi negocio diera ganancias… 

Y ahora… la intuición decía que dejara todo para seguir mi sueño hippy de guiar meditación y estudiar una carrera extraña que ni siquiera tenía claro de qué se trataba. 

Aún así, me sentía ilusionada por la idea. Empecé a colaborar como voluntaria en una ONG que promovía la meditación. Conseguí a un coach de vida para entender lo que hacía y con su ayuda, me inscribí a una escuela de coaching. 

Confía en que, de alguna manera extraña, todo va a funcionar

Un año después me ofrecieron un trabajo pagado en la ONG. Mis actividades principales serían en línea. También tendría que guiar meditación y dar conferencias sobre desarrollo personal en diferentes partes del mundo.

Como parte de mi capacitación laboral, recibiría un viaje anual a Tailandia (pagado por la empresa) y gozaría 30 días de vacaciones. 

Era literalmente, el trabajo de mis sueños.

Lo disfruté por tres años, hasta que un día, la intuición volvió a levantar la voz y dijo que era momento de comenzar una nueva aventura – la de construir un blog llamado Estilo Pura Vida. Así fue como renuncié a ese empleo soñado y terminé aquí. 

En este relato me salté los momentos difíciles. Varias veces dudé que mis decisiones fueran las correctas, pero ahora que lo veo en retrospectiva, me doy cuenta de que este camino ha sido perfecto PARA MÍ. 

A pesar de no tener un salario estratosférico ni un puesto en una empresa importante, me siento feliz con mis decisiones y la vida tranquila que llevo. Puedo decir que he logrado el éxito profesional. 

Si hay alguien a quien debo agradecer es a mi intuición. 

De haber escuchado a mis pensamientos en vez de seguir su incómoda voz, seguramente sería una ingeniera con un buen puesto en Microsoft. Me sentiría muy frustrada y no estaría escribiendo esto para ti. 

¿Dónde se esconde el éxito profesional para ti? ¿Qué dice tu intuición? Comparte en los comentarios.

About the Author

Estás aquí para hacer una diferencia. Yo estoy aquí para asegurar que eso suceda. Juntas vamos a construir un negocio y una vida de libertad, donde propósito, dinero y felicidad existen en abundancia.

  • Jessi dice:

    Hola Ilse! primero muchas gracias por todos los boletines que he ido recibiendo, realmente me mueven las estructuras mentales y me dirigen hacia algo mejor…..pero ahora que he leído lo del éxito profesional me viene una gran frustración, porque para mí lo de ser mamá me hace sentir que tengo mucha restricción a otros caminos, incluso ahora, con lo que hago, siento que cada decisión va acompañada de mi hija, quisiera irme de viaje muy lejos y tomarme un merecido descanso, pero pienso mucho en mi hija, sobre donde estudiará, qué hará de su vida, etc. etc. etc. creo que ese punto también debe tomarse en cuenta….o tal vez me puedes animar, porque ando desmotivada muchas veces con esta situación….la verdad es que para muchos hombres es muy fácil decir que se van y dejan a sus hijos, para las mujeres no es así….yo la amo a mi hija, pero es un momento que debo pensar en ella…..tengo sentimientos encontrados…buuuu!

    • ilse_marel dice:

      Hola Jessi! Me alegra que estés por aquí. No soy mamá, así que no sé si sea la mejor persona para darte un consejo. De igual manera, te compartiré mi perspectiva. Tal vez te sirve.

      Cuando tienes un hijo, ciertamente hay que hacer varios elecciones (no sacrificios), teniendo el bien de los niños en mente. Les llamo elecciones porque así son, tal vez decidas hacer algo a favor del bienestar de la niña, aunque no sea lo que realmente te sientes inclinada a hacer.

      Aunque entiendo que puede ser frustrante, no lo veo mal. Cuando tienes un hijo, éste debe ser tu prioridad. En este momento, tu pequeña depende completamente de ti. Si tú no estás para apoyarla, quién lo estará? La vida es complicada y no la puedes dejar sola e indefensa.

      Cuando te encuentres en la batalla entre «lo que quiero hacer» y «lo que debo hacer» piensa en el amor ¿Cuál es la elección que el amor te sugiere tomar?

      Las elecciones que se toman por amor, siempre son las mejores <3.

      Espero que te sirva. Un abrazo.

  • >

    Traza un Mapa Hacia tu Libertad

    Organiza tus ideas y descubre cómo emprender un negocio y una vida - que tus amigos de Instagram van a envidiar. Obtén tu guía con los 10 pasos básicos que debes dar.