Aprende a decir que no, sin sentirte malCamino por la calle empedrada. Hay un chelista tocando las más melancólicas notas. El cielo a esta hora se pinta naranja. San Cristóbal, este pueblo que he escogido como hogar, tiene los atardeceres más impresionantes.

El aire es fresco y hace un frío de esos que se notan pero no incomodan.

No tengo qué hacer porque ya terminé mi trabajo del día. Me detengo a escuchar al chelista. El momento es perfecto – hasta que llega un fulano a sentarse junto a mí.

“Qué opinas?” me pregunta

lo miro con cara de ????

“Qué opinas sobre el turismo”

????

Intenta hacerme plática con otras preguntas igual de estúpidas. El fulano está borracho y además apesta.

“Adiós” le digo. Me levanto y me siento en la misma banqueta pero a unos metros lejos de él para seguir disfrutando la música mientras miro al atardecer.

Hace unos años, me hubiera quedado a contestar sus preguntas estúpidas para que no se sintiera ofendido. Me hubiera convencido de que pararme y mostrar disgusto era una grosería – aunque el tipo estuviera borracho. Hubiera inventado un buen pretexto para irme en vez de levantarme sin explicación.

Lo peor de todo: hubiera dejado que arruinara MI momento perfecto.

Inspiración
Por sencillo que parece, me tomó 28 29 años aprender a decir “Adiós” sin sentirme mal. Sabiendo que mi tiempo y mi atención son más valiosos que el oro he dejado de excusarme por no tolerar a gente que me molesta.

Diciendo que no a trabajos aburridos, a relaciones fallidas, a ciudades contaminadas, a la carencia económica, a amistades tóxicas y actividades superfluas es como llegué a ese día de cielo colores pastel y música callejera – donde no cabía más perfección.

Y no iba a dejar que nada lo arruinara.

Por fin comprendí que cuando toleras lo que no quieres cierras la puerta a la posibilidad. Y no se tú, pero yo prefiero la posibilidad sobre los borrachos apestosos.

A qué le dirás que no el día de hoy? Comparte en los comentarios.

Como decir que no

About the Author ilse_marel


Estás aquí para hacer una diferencia. Yo estoy aquí para asegurar que eso suceda. Juntas vamos a construir un negocio y una vida de libertad, donde propósito, dinero y felicidad existen en abundancia.

Obtén GRATIS tu Mapa de Libertad

Organiza tus ideas y descubre cómo emprender un negocio y una vida que tus amigos de Instagram van a envidiar. 

Tu Mapa de Libertad

>