• Inicio
  • Blog
  • Confía en Ti y Convence a Todos de que Eres lo Máximo, Aunque no lo Seas (todavía)

Como Confiar en Ti y Convencer a Todos de que Eres lo Máximo, aunque no lo seas (todavía)
La inseguridad, el miedo y las dudas matan más sueños que la falta de conocimiento. Te dejan estancada en lo personal y lo profesional. Ni hablemos de cómo afectan a tu negocio. Además de sentirse fatal, son muy destructivas. Aprende a confiar en ti y convence a los demás de que eres lo máximo, aunque no lo seas todavía.

Disfrutaba de un chocolate caliente sentada en un café. El ambiente afuera era frío. Me entretenía mirando al vapor que salía de mi taza y hacía enigmáticos movimientos. Estaba en mi momento zen. Había una pareja de extranjeros en la mesa de enfrente y un escritor solitario en otra.

Un chico mugroso con ropa gastada y guitarra en mano entra al café. Típico músico callejero muerto de hambre.

Primer acto

“Hola amigos y amigas, disculpen la molestia que les voy a causar. Espero no interrumpirlos. Voy a cantar para ustedes”

Toca una canción.

Segundo acto

“Veo que están ocupados. Perdonen que los haya molestado con mi música. Disculpa, disculpa (mirando a los extranjeros)”

Toca la segunda canción.

Tercer acto

“Una más y los dejo de molestar. No quiero causar ningún inconveniente. Perdón por arruinar su tarde”

Canta por tercera vez

Escritor alza la mirada y regresa a lo suyo.

“Bueno,eso fue todo. Si me pudieran apoyar con alguna moneda lo agradecería, pero no es necesario. Y disculpen de nuevo. Que tengan bonita tarde”

Pasa un sombrero viejo y le damos el cambio que nos sobra.

Cuarto acto

Músico callejero sale del café. Se reúne con su amigo y se queja de que la gente no aprecia el arte. Dice que todo es culpa del sistema capitalista que nos tiene oprimidos.

Hola! El único que se oprime eres tu.

Me molestó, pero no precisamente porque su música fuera mala. He visto peores. Me daba la sensación de estar atravesando una tortura al estar frente a nosotros. No había rastro de placer en lo que hacía.

Ni él creía en lo que estaba haciendo

Eso no es sexy

Da lástima

Crea incomodidad

Termina con los momentos zen de la gente

Sus constantes disculpas me distraían y no me dejaban concentrarme en el humo de mi chocolate! Grrrr…

#Epicfail

Tienes mentalidad de música callejera?

Te sientes insegura e incapaz, llena de dudas sobre tus conocimientos?

Subestimas lo que haces?

Eres presa de miedos que no te dejan avanzar?

O peor aún, tomas el papel de víctima y culpas a la gente

    • Los clientes se pasan al no valorar el trabajo. Pueden llegar a ser abusivos.
    • La gente no sabe la responsabilidad, el tiempo  y la dedicación que mi servicio requiere
    • No se dan cuenta del estudio, trabajo y esfuerzo que hay detrás
    • Hay otros que piden menos y no me quieren pagar lo que cobro

Si te identificas, estás en la misma situación que el músico del café.

Domina a tu Perra Interior

Ni la gente que no te comprende, ni la situación del país, ni tu falta de conocimiento o de experiencia te están deteniendo. La única que te mantiene estancada y llena de inseguridad es tu perra interior.

Quién es esa, te preguntarás?

Algunos le llaman ego. Yo digo que es tu peor amiga. La que se fija en el 5% mal de todo lo que haces y te aplasta por ello, en vez de felicitarte por el 95% bien. La que adjunta un pero a todos tus logros e iniciativas

  • Estoy decidida a empezar mi negocio. No quiero depender de un empleopero tengo miedo que no funcione
  • Tengo tantas ganas de crecer y realizarme como persona y laboralmente, dedicarme a lo que me gusta… pero  no quiero perder el confort que mi trabajo me da
  • Hoy me veo increíblemente bien, armé el outfit perfecto… pero este mechón de  cabello no se acomoda
  • Hoy corrí por una hora y después hice 100 abdominales… pero me comí una galleta llena de azúcar. Voy a engordar.

En tiempos de cambio, cuando intentas algo nuevo sales de tu zona de confort. No sabes qué resultado vas a obtener y te sientes más vulnerable de lo normal. Es es la oportunidad perfecta para el ataque de la perra interior!

Si no aprendes a dominarla, te puede hundir y dejar estancada para siempre… justo como le pasó a mi amigo el músico. Su inseguridad, sus dudas y sus miedos, más que el hecho de que cantara mal, hicieron de su actuación una mediocridad.

No necesitas ser lo mejor de lo mejor para poder mostrar tu valor. Cuando algo te hace sentir insegura y la perra interior asoma la cabeza, puedes acoger el hecho de que todavía no eres lo máximo pero estás en camino.

  • Estoy ya decidida a empezar mi negocio. No quiero depender de un empleo…no funcionará a la primera, pero voy a aprender.
  • Tengo tantas ganas de crecer y realizarme como persona y laboralmente, dedicarme a lo que me gusta… será  difícil al principio, tendré que adaptarme pero voy a aprender.
  • Hoy corrí por una hora y después hice 100 abdominales. Me comí una galleta llena de azúcar. Estoy aprendiendo a crear hábitos saludables y la disfruté sabiendo que me la merezco.

Cómo ser lo máximo, aunque no lo seas…todavía

El músico tiene tres opciones. Una es continuar sufriendo y disculpándose cada vez que toca. La otra es hacer algo al respecto y ponerse a ensayar para tocar mejor. La tercera y la que yo haría es ensayar, pero además acogería mi situación de principiante.

Si crees que no eres lo suficientemente buena en lo que haces, seguramente no lo eres.

Qué importa? Eso no significa que debes estar encerrada en el sótano para que nadie note tu falta de saber-hacer. Al contrario. Acoge tu estado de principiante y desde ahí haz lo mejor que puedas.

El talento no es tan necesario como suele creerse. Este artículo explica que se necesitan 10,000 horas de práctica para convertirte en un experto de clase mundial en cualquier disciplina. Imagínate! Equivale a 416 días enteros. Más de un año practicando sin descansar. Suena intimidante, pero también significa que cualquiera puede conseguirlo, siempre y cuando invierta tiempo y dedicación.

En el camino a la grandeza, la falta de destreza no se necesita justificar. Estar dispuesta a practicar para transformarte en lo que quieres ser, te separa del 99% de la población que no hace nada por solucionar su mediocridad.

Eso automáticamente te hace extraordinaria

Es muy sexy

Atrae

Capta la atención

No eres lo que quieres ser, todavía. Pero te estás forjando, como un carbón que se está transmutando en diamante. Cuando menos te des cuenta, habrás cumplido tu cuota y realmente serás excepcional.

El 80% es más que suficiente

Tu arte no necesita ser excepcional para tener valor. Cuando te sientas insegura de compartir tu trabajo, aplica la regla del 80 que dice así:

Un 80% compartido es suficiente y mejor que un 100% guardado en el cajón

La ley de pareto explica que el 80% de los resultados se consiguen con el 20% de las causas. Imagínate. Si tengo una hora para escribir un artículo, paso 12 minutos construyendo la base y 48 min. en edición.

Si no fuera por la regla del 80, el texto que lees seguiría en mi lista de cosas por terminar. Yo estaría perdiendo mi tiempo cambiando puntos por comas, palabras por sus sinónimos y el orden de los párrafos una y otra y otra vez sin conseguir mejoras significativas.

Cuando te encuentres obsesionada por detalles insignificantes, recuerda: la esencia del trabajo ya está hecha. Es más que suficiente. Dale tu bendición y sácalo a la luz. La mirada fresca de otro te dará más pautas para mejorar que tu propia perspectiva entintada por el apego.

Véndete como si fueras la última cerveza del estadio

No pidas perdón, permiso ni disculpas y véndete como si fueras la última cerveza del estadio. Si crees en lo que haces y lo muestras sintiéndote orgullosa de ello, vas a convencer a la gente de que tu arte vale la pena, aunque seas principiante.

No se trata de inventar cosas que no son, sino de acoger tu situación y desde ahí hacer lo mejor que puedas. Comparte desde el corazón y deja que los demás opinen. No te descartes antes de que ellos lo hagan.

Cuando inicié mi primer blog me sentía muy insegura. Era mi primer negocio en línea! Bueno, mi primer negocio en la vida. Compartía tutoriales de costura y diseños para confeccionar en tela. Todo el tiempo me comparaba con las blogueras que llevaban años en Internet. Conforme fui aprendiendo, empecé a tomar confianza, pero la inseguridad nunca desapareció.

Creía que mi material no era tan bueno como el de las demás. Esto no tenía ningún fundamento y la realidad probaba lo contrario.

Mis  tutoriales eran pineados y compartidos regularmente, algunos incluso llegaron a tener más de 5,000 pines. Lo más importante es que la gente pagaba por mis productos. Después me dejaban comentarios diciendo lo mucho que les habían gustado.

Obviamente no era suficiente para mi perra interior. Ella seguía empeñada diciendo que mis diseños no eran  buenos porque… pues porque sí.

El ciclo de mi primer blog se completó y un buen día lo cerré (por varias razones que te contaré en otro post). Mis tutoriales dejaron de existir para siempre. Comencé a recibir correos de gente que los pedía de vuelta porque les habían gustado mucho. Esa fue una suave cachetada guante blanco para mi inseguridad.

Me di cuenta de cómo mis propias creencias limitantes me mantuvieron estancada durante los cuatro primeros años de mi vida como emprendedora, igual que a mi amigo músico. Lo peor es que estaba repitiendo la historia con Estilo Pura Vida.

Bienvenido el trabajo interior! Varias meditaciones, afirmaciones, visualizaciones, y reflexiones después, finalmente comencé a sentirme orgullosa de lo que escribo aquí.

Cambié mi discurso de “Ay no, por favor, no lo leas, que pena” a “Sí, es lo que opino, por favor léelo. Estoy segura de que te será útil y si no lo es, puedes cerrar la ventana. Mi material no es para todos, sólo para cierto tipo de personas que resuenan con mi manera de pensar. No voy a cambiar lo que soy por complacerte. Eso no quiere decir que no podemos ser amigos, simplemente somos diferentes.”

Empecé a mover mis escritos en Facebook, en Twitter, en Pinterest e inicié una lista de suscriptores. El tráfico a mi blog creció. Empecé a tener lectoras. La gente comenzó a decirme que mi manera de escribir les gustaba. Recibí cometarios positivos y palabras alentadoras.

No tengo un MBA o formación profesional en negocios. Pero sé varias cosas sobre el emprendimiento en línea gracias a mis cuatro años de manejar un blog exitoso. Sé que las técnicas y el conocimiento son el 50%. El otro 50% viene del desarrollo personal. Lo aprendí por experiencia y por todas las conversaciones que he tenido con mis colegas. No alardeo de ser experta. Sólo comparto lo que creo que puede ser útil para alguien más.

Eso me da permiso de venderme como la última cerveza del estadio.

Salud!

Si hubiera escuchado a mi perra interior, seguiría estancada. Soñando con que alguien descubriera y apreciara mi arte, pero sin hacer nada al respecto.

Los juegos mentales son más perjuiciosos para el éxito que los factores externos. Eres increíble. Lo sabes, así que no tengas miedo de ir por tus sueños. En resumen, estos son los pasos a seguir:

  1. Identifica tu mentalidad de música callejera, cuál es tu discurso interno? A mi me sirve escribir, pero también platicar ayuda. Al contar tus inseguridades te haces consciente de ellas.
  2. Acoge una actitud de principiante y calla a tu perra interior. No eres experta, todavía pero estás en camino. Sólo te faltan 9,999 horas de práctica.
  3. Confórmate con hacer las cosas un 80% bien y sácalas a la luz. Deja que los demás opinen. Aprende y mejora.
  4. Ten confianza en ti misma. Véndete como si fueras la última cerveza del estadio. Si tu crees en ti, los demás también lo harán.

Qué miedos, inseguridades y dudas te separan de lo que quieres? Suéltalas en los comentarios y acaba con la perra interior de una vez por todas.

Como Confiar en Ti y Convencer a Todos de que Eres lo Máximo, aunque no lo seas (todavía)

About the Author ilse_marel


Estás aquí para hacer una diferencia. Yo estoy aquí para asegurar que eso suceda. Juntas vamos a construir un negocio y una vida de libertad, donde propósito, dinero y felicidad existen en abundancia.

Obtén GRATIS tu Mapa de Libertad

Organiza tus ideas y descubre cómo emprender un negocio y una vida que tus amigos de Instagram van a envidiar. 

Tu Mapa de Libertad

>